domingo, 25 de enero de 2009

MANIFESTACIONES DENTALES DE LA DIABETES MELLITUS (DM)

diabetes

En los diabéticos, el desequilibrio metabólico induce graves complicaciones como

retinopatía, nefropatía, neuropatía y arteriopatia oclusiva acelerada.

El diabético también presenta alteraciones de la cicatrización motivadas por la mala perfusión de los tejidos ya que la microcirculación de éstos está afectada por la presencia de vasculitis y ateroesclerosis.

Respecto al riesgo de infección, puede afirmarse que el diabético bien controlado no tiene más complicaciones de este tipo que un paciente normal ante una misma intervención quirúrgica.

Por el contrario, un diabético mal controlado tiene más riesgo de infección que un paciente sano, y dado los efectos nocivos de ésta, algunos recomiendan instituir una cobertura antibiótica preoperatoria ya que el sistema de defensa se reduce, por lo tanto contraen fácilmente infecciones.




La diabetes se manifiesta en la Boca

Aunque las manifestaciones orales en el paciente diabético no son específicas o patognomónicas, existen cuadros de localización oral cuyo hallazgo es mas frecuente en las personas con diabetes y pueden seguir una peor evolución debido a los niveles elevados de glucosa en sangre, lo que hace más propensas a las personas a desarrollar enfermedades bucales.

Las complicaciones orales de la diabetes están relacionadas con la capacidad de una persona de controlar sus niveles de azúcar en sangre (control glucémico) y su salud en general.

Entre las lesiones de los tejidos blandos de la boca se encuentran las infecciones por hongos (Candidiasis), las úlceras, la estomatitis y los cambios en la lengua (como fisuras linguales, lengua saburral, alteraciones del sentido del gusto, lengua ardiente, depapillación lingual, sensación de ardor).

El desarrollo de estas afecciones se debe a la sequedad de boca, a la lenta cicatrización de las heridas y a la alteración de las respuestas inmune e inflamatoria.

Además, la erupción de los dientes puede estar alterada, puede haber aumento en la incidencia de caries e hipoplasia del esmalte.


Caries dental.

La caries dental afecta a todo el mundo, pero especialmente a quienes tienen diabetes. Esto se debe principalmente a los mayores niveles de glucosa de la saliva que baña los dientes (*)

Se ha observado en diabéticos un aumento en la incidencia de caries con localizaciones atípicas, fundamentalmente, caries a nivel de los cuellos dentarios, sobre todo, en incisivos y premolares. Asimismo también son más frecuentes las consecuencias de la caries, como la celulitis, la alveolitis post extracción o el edentulismo (pérdida de los dientes).

(*)Los estudios realizados muestran resultados contradictorios; unos refieren una menor frecuencia de caries, atribuible a la exclusión de azúcares de la dieta; mientras que otros ponen de manifiesto un aumento del índice de caries relacionado con el grado de control metabólico.


Enfermedad Periodontal: Gingivitis y Periodontitis

La enfermedad periodontal es llamada la 6ª complicación de la diabetes junto con el daño en los nervios, en los riñones, los problemas visuales y el daño en los vasos sanguíneos, y es el segundo trastorno bucal en importancia tras la caries dental; constituyendo la primera causa de pérdida dentaria.

La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria, desencadenada por las bacterias de la placa dental, que producen la infección de las encías (gingivitis, que se da en una etapa temprana de la enfermedad) seguida de la destrucción del hueso (periodontitis).

Los síntomas son difíciles de notar al principio; pero con el progreso de la enfermedad, aparecen:

  • Inflamación de las encías (encías rojas, hinchadas).

  • Picor de las mismas.

  • Sangrado de encías cuando se cepillan los dientes.

Cuando las enfermedades periodontales han evolucionado a periodontitis, suelen aparecer otros síntomas tales como:

  • Retracción de las encías, sensación de dientes más largos.

  • Movilidad de los dientes.

  • Aumento de la sensibilidad dentaria, sobre todo al frío.

  • Mal aliento.
  • Aparición de abscesos y flemones en la encía.
    enfermedad periodontal

Para las personas con diabetes, la enfermedad de las encías es tratada removiendo la placa con el fin de eliminar la infección y reducir la inflamación, además de mantener los niveles de glucosa en los rangos objetivos.


Con una diabetes bien controlada y bien compensada NO tiene por qué ser una enfermedad severa.



Aftas o fuegos

Un afta es una úlcera o llaga abierta y dolorosa en la boca, de color blanco o amarillo y rodeada por un área roja y brillante.

Las aftas suelen aparecer en las superficies interiores de los carrillos y los labios, la lengua, el paladar blando y la base de las encías.

úlcera labial-fuegos



Boca seca: Xerostomía.

La xerostomía es la sensación de sequedad de la boca por deficiencia persistente en el volumen de saliva necesario para mantener la boca húmeda.

Las personas que tienen la boca seca generalmente tienen problemas al comer, hablar, tragar y al utilizar dentaduras postizas, asimismo presentan dolor en la lengua, incremento en la sed (por las noches) y sobre todo problemas de gusto.

Además, las personas con diabetes pueden tener un daño grave en los dientes que puede progresar rápidamente dependiendo de la sequedad de la boca.



Alteraciones del gusto.

Se ha descrito en pacientes diabéticos una elevación del umbral más acusado en la punta de la lengua que en los bordes laterales así como sensación de gusto metálico.



Síndrome de la boca ardiente (Estomatodinia esencial, Estomatopirosis).

Aunque su etiología es multifactorial, ha sido relacionada con desequilibrios hormonales y metabólicos incluyendo la diabetes mal controlada. Los factores psicógenos, como la depresión, la ansiedad, la estabilidad y adaptabilidad emocional, también serian muy importantes en el desencadenamiento de la patología.

Se manifiesta con una sensación extraña que el paciente define como una quemazón comenzando primero por los labios, luego en la lengua, los carrillos y el paladar (también existe sequedad bucal).

Las molestias son de intensidad variable, en algunas ocasiones insoportables, aunque a veces aparece dolor intenso que suele ser permanente con exacerbaciones durante el día.

En la exploración clínica se encuentran los tejidos normales con el mismo color que la mucosa que los rodea y sin ningún signo evidente de lesión.

Algunos autores consideran que la Estomatopirosis es una enfermedad psicosomática, y como tal, los pacientes deben realizarse una evaluación psicológica.



Candidiasis oral.

Infección por levaduras como es la Cándida Albicans: hongo oportunista, presente en la mayoría de las personas el cual es controlado por microorganismos no patógenos, pero cuando se produce un desequilibro, éste hongo puede asumir patogeneidad provocando la Candidiasis.

En la diabetes existe una predisposición a padecer candidiasis, independiente de los niveles de glucosa sanguínea.

Clínicamente da una sintomatología leve, generalmente en forma de quemazón en la faringe y mucosa oral que además están enrojecidas y en algunos casos presentan formaciones blanquecinas.

candidiasis-4

Con una diabetes bien controlada y bien compensada NO tiene por qué ser una enfermedad severa.



Mucormicosis o ficomicosis.

Es una micosis oportunista que inicialmente suele manifestarse a nivel de la mucosa del paladar y de las fosas y senos nasales con una rápida extensión al resto de las estructuras faciales e intracraneales. Clínicamente aparece dolor y edema con posterior ulceración de la zona afectada. Parece ser que la diabetes incontrolada con frecuentes estados de acidosis metabólica favorece su aparición.



Glositis romboidal media.

Se caracteriza por un área de atrofia de las papilas linguales, de forma elíptica o romboidal, simétricamente situada y centrada con respecto a la línea media en el dorso lingual.

glositis romboidal media


Con una diabetes bien controlada y bien compensada NO tiene por qué ser una enfermedad severa.



Agrandamiento de las glándulas salivales.

Es un agrandamiento asintomático frecuente en la diabetes moderada y severa y en los pacientes pobremente controlados. Este aumento de tamaño no inflamatorio de las glándulas salivales carece de etiología conocida aunque algunos autores lo atribuyen a una hiperplasia compensatoria al descenso tanto en los niveles de insulina, como del flujo salival. Otros autores relacionan este agrandamiento con cambios histológicos inducidos por la hiperglucemia.



Liquen plano bucal y reacciones liquenoides.

Una mayor incidencia de lesiones de liquen plano oral se ha descrito en pacientes diabéticos. Grinspan describió el denominado «Síndrome de Grinspan» compuesto por la triada: diabetes, hipertensión y liquen plano oral. Sin embargo, otros autores afirman que la asociación liquen plano - diabetes es puramente casual y sugieren que esta mayor frecuencia de liquen plano es debido al uso de hipoglucemiantes orales, sobre todo, clorpropamida y tolbutamida, tratándose entonces de reacciones liquenoides y no de lesiones de liquen plano propiamente dichas.

No obstante, sí se observa en pacientes diabéticos una mayor frecuencia de liquen plano, principalmente formas atróficas y erosivas con una mayor tendencia a localizarse en la lengua.

La topografía más habitual es en la mucosa yugal, en la encía y la lengua.

Generalmente es asintomático, aunque existe una forma crónica denominada liquen erosivo bulloso que presenta lesiones muy dolorosas.

liquen plano


Con una diabetes bien controlada y bien compensada NO tiene por qué ser una enfermedad severa.




Tratamiento dental.

En el tratamiento odontológico del paciente diabético, aunque básicamente no hay diferencias con el realizado en el resto de pacientes, acontecen una serie de factores que pueden provocar la pérdida del control metabólico, produciendo una descompensación del diabético y por tanto la posible aparición de complicaciones no deseables.

Estos factores son:

Dolor: El control del dolor en el paciente diabético es muy importante, ya que se ha comprobado que en todas las personas el estrés agudo aumenta la liberación de adrenalina y la eliminación de glucocorticoides y la disminución de la secreción de insulina. Todas estas alteraciones provocan un incremento de la glucosa sanguínea y de ácidos grasos libres que pueden descompensar una DM, ya que la adrenalina tiene efecto contrario a la insulina.

Estrés: Cuando el cuerpo percibe que hay una situación de estrés aumenta su producción de adrenalina, esta hormona ocasiona una cascada de reacciones en el cuerpo, entre todas ellas en el hígado, que mantiene un almacén de glucosa y grasas para las emergencias, saca estos combustibles hacia la sangre para que estén disponibles en caso de necesitarlos, lo que hace que aumenten las cifras de estas dos sustancias en sangre. De esta forma el diabético puede desarrollar una hiperglucemia.

Serían aconsejables las citas sin demoras (Sesiones odontológicas cortas).

Susceptibilidad a las infecciones. Los pacientes diabéticos tienen mayor susceptibilidad para las infecciones, de ahí que hay que tener en cuenta:

- Cualquier infección hay que tratarla enérgicamente.

- Cobertura antibiótica. Según el tipo de intervención y el grado de control de la diabetes, para evitar complicaciones es recomendable la instauración de cobertura antibiótica preoperatoria y, sobre todo, postoperatoria.

Retardo en la cicatrización de las heridas. Esta cicatrización comprometida en el diabético puede ser debida a una alteración en la actividad celular con una menor síntesis de colágeno por parte de los fibroblastos y a un aumento en la actividad de la colagenasa.

Las medidas a considerar encaminadas a favorecer la hemostasia y la cicatrización son: actos quirúrgicos poco traumáticos y sutura de la herida residual.


Para mantener sus encías y dientes sanos, he aquí algunos consejos:

  • Mantenga su nivel de glucosa sanguínea en niveles adecuados. Esto es una de las cosas más importantes que puede hacer para mantener la salud de su boca.

  • Visite a su dentista cada 6 meses para un examen completo, en caso de ser necesario visítelo con mayor frecuencia.

  • Hable con el dentista sobre cómo mantener una buena salud bucal.

  • Recuérdele al dentista que tiene diabetes antes de cada trabajo que vaya a hacer.

  • En caso de que presente llagas, fuegos, heridas, sangrado de encías, ulceras, pérdida de dientes, dolor en la boca, parches blancos o mal aliento, visite inmediatamente a su dentista.

  • Examine regularmente su boca para detectar los problemas a tiempo.

  • Cepille los dientes después de comer. Cepille de arriba hacia abajo y viceversa y usa el hilo dental diariamente.

  • Informa a tu dentista si la dentadura postiza no se ajusta apropiadamente o si las encías le duelen.
  • Si utiliza dentadura o puentes móviles, manténgalos limpios.
  • Si le están haciendo algún trabajo dental, pregúntele qué cuidados debe seguir.
  • Deja de fumar. Esto agrava las enfermedades de las encías.


Referencias Bibliográficas

-Leonardo Berini Aytés, Cosme Gay Escoda,. “Cirugía Bucal”: 3.2.8. ENFERMEDADES ENDOCRINAS.

-Livia Escovich, José Luis Novelli. “Glándulas Salivales”, Patologías, diagnóstico y tratamientos. Cap. 2: Trastornos funcionales: Xerostomía, Estomatodinias.

-“Tratamiento dental en el paciente diabético”: Sitio: Salud Dental Para Todos.

-“Manifestaciones-bucales-de-la-diabetes”: Diabetes and Hormone Center of the Pacific.

-“La atención estomatológica de las personas con necesidades especiales”: Marketing dental, Adminstración de consultorio dental y Gestión en Odontología.

-“Consideraciones a tomar en cuenta en el manejo odontológico del paciente con Diabetes Mellitus”: http://www.actaodontologica.com

-“La Odontología en el control y el diagnóstico de la diabetes” Atención sanitaria. Martin Gillis y Steven-Saxon.


1 Comentario:

Alejandro Cárdenas dijo...

Me ha gustado mucho. Increíblemente buena la recopilación bibliográfica sobre un tipo de paciente cada vez más común.
Además me ha llegado al alma tu recuadro puntualizando siempre que un paciente bien controlado es un paciente normal, para que no crear alarma.
Nunca había oído, o al menos no lo recuerdo, lo del picor en las encías como manifestación de enfermedad periodontal, siempre pensé que era una enfermedad silenciosa y sin síntomas en la mayoría de los casos.

Un placer leerte.

Alejandro Cárdenas
Dentista en Roquetas

Publicar un comentario en la entrada

Seguidores

Google Talk

Contador de Visitas

ODONTON.A © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO